Una velada íntima con el chef Mauricio

Clase de Cocina.jpg

Por SASZA LOHREY de

La atención al detalle es una de de las cualidades más importantes para un chef, y esta es una que Mauricio Useche posee sin duda alguna..

Junto con nuestros amigos de BBXX, fuimos invitados a una velada de “degustaciones” en su casa, y no tenía idea de qué esperarme. Lo que sí, de haber tenido expectativas, sí o sí esto las habría superado.

Cocina participativa.jpg

Después de sobrevivir el estresante tráfico de Santiago, llegar al cómodo barrio de Vitacura es tanto literal como metaforicamente una bocanada de aire fresco. Al entrar a la casa de Mauricio, la atención al detalle aparece inmediatamente. No solo había pensado en la comida y todas sus variables - qué va a cocinar, cómo va a lucir, a qué sabrán sus platos -, sino que también pensó en cómo será la experiencia cuando estés comiendo.

Comenzando en el minuto al que entras, el ambiente está planeado para comenzar a estimular cada uno de tus sentidos y en elevar tu experiencia. Velas prendidas, incienso quemándose, y música de fondo que te guía a través de la casa y hacia la cocina, donde la mesa está puesta y lista para ser admirada llena de ingredientes.

Como si mi primera impresión no fuera suficientemente buena, comenzamos la cena con un vaso de vino y un cocktail original hecho con ron venezolano, triple-sec, licor de manzanilla, jugo de limón y granadina, batido sobre hielo y decorado con cáscara de limón y menta. Yo misma me considero una conocedora de cocktails, e incluso a pesar de mis estándares irracionalmente altos, lo amé - dulce, pero no muy cargado, refrescante y suave, y aun así con un cuerpo fuerte.

Mientras nos bebíamos nuestros cocktails, Mauricio y su ayudante Jorge comienzan a preparar la cena al lado nuestro, y nos llevan a un viaje hacia el mundo mágico que ocurre detrás de escenas normalmente. Mauricio nos explica exactamente qué es la pancetta y como está fue hecha en casa: primero se deja curando una lonja de lomo de cerdo por una semana con sal y distintas especias, después se enrolla, se aprieta bien y se deja secando colgada por más menos dos semanas en un lugar oscuro y fresco, con aproximadamente 65% de humedad relativa.

Hay una gran diferencia cuando alguien normalmente te dice que estás comiendo “Tocino Italiano” a cuando en lugar aprendes y te vuelves parte del proceso de creación del ingrediente. Y esto es sin mencionar que era servido sobre un panqueque de papas chino combinado con chalotes flameados y hondashi - una alga japonesa preparada con hojuelas de atún. Me gustaría decir que este fue mi plato favorito a ojos cerrados, pero es una decisión muy complicada.

Cocina venezolana.jpg

La combinación más interesante tiene que haber sido la piña servida en tilapia curada, berros, crutones de pan de centeno, salsa blanca, y decorado por semillas de dill con manzanilla. Lo más satisfactorio fue el estofado de vacuno acompañado por una reducción de ingredientes, berenjena frita con especias indias, coulis de tomate y almendras. Y finalmente, la mejor sorpresa nos la llevamos con el helado hecho en casa con queso de cabra; con el cual yo terminé teniendo vergonzosamente una cita al final de la noche, comiéndolo directamente del cartón gigante donde estaba envuelto.

Podría seguir hablando del resto de los platos, o de los hermosos detalles - como las flores comestibles que decoraban cada plato, pero al final de la noche la mejor parte de la experiencia - incluso mejor que las fotos sobre las cuales sigo babeando - son las historias que fueron contadas y el proceso de aprendizaje tras cada plato; como los sabores fueron investigados, testeados, combinados y balanceados para lograr la combinación perfecta de balance entre sabores complementarios y contrastantes.

IMG_6560.jpg

Es muy difícil definirlo en palabras, ya que nunca le harán justicia y la experiencia es incomparable una de la otra. Así que es por esta razón que BBXX te invita oficialmente a vivir la magia por ti mismo en nuestra siguiente Cena Sensorial con el Chef Mauricio, ¡el próximo 25 de octubre! Te invitamos a vivir el placer de la comida y de la intimidad de la conversación mientras disfrutas de una exquisita cena a la luz de la vela bajo una noche cálida de primavera en el patio.

Dado que se nos agotaron las entradas el evento anterior, te recomendamos que obtengas tu ticket mejor antes que después.

soledad hormazabal